Mentxuka's Blog











{enero 30, 2013}   Enero_30. Por fin, Pepe

Hoy es un gran día. Por fin me dejan hablar con mi amigo Pepe. Lleva varios días hospitalizado por un infarto y todavía están por determinar si le operan o no. Mi amigo Pepe tiene cerca de 90 años y su única ilusión en la vida es su María, con la que lleva la friolera de… casi 75.  A Pepe nunca le han operado, es más, ha tenido la suerte de tener un único objetivo en su vida: “cuidar a su María hasta la saciedad”.

Pepe es el ejemplo de amor que más cerca tengo. El otro día el “maestro” -como él llama al cardiólogo- le dijo que con ese corazón tan fuerte todavía podría durar unos 10 años más. Me imagino que asintió feliz calculando los años que le quedan con María a su lado.

Hoy me decía: “Amiga, aquí no me dan jamón, ya sabes cómo andan las cosas… bastante que me han dejado una habitación para mí solito”. (…) “A ver si me dejan ver a mi María, cómo se lo explico yo al artista este… Que me necesita más que el comer, que yo aquí no pinto nada, si ya me han hecho las pruebas oportunas, pues eso, que me manden a mi casa que es donde mejor estoy, ahí, como siempre, nosotros dos solicos”.

“Cómo están mis amigos?”. Bien, amigo, bien, en su sitio, dándole a las pinturas, etc. Ya sabes… “Y tú? Vosotros?”. Ninguna novedad, ya sabes, con mucho trabajo. “Entonces estupendo, perfecto”.

Vaya chinato que tiene el gran Pepe, comentan en el hospital manchego…

Abuelo, de mayor quiero ser como tú. Siempre serás el mejor ejemplo. Gracias. 🙂

Va por ti: Trains and winter rains

 

Anuncios


et cetera