Mentxuka's Blog











{noviembre 25, 2012}   Noviembre_26. Dos años

Queridos Ponchitos:

Gracias por existir después de casi dos años de alegrías y más alegrías que siempre, con mayúsculas, devienen a más. Desde que supimos de vosotros, esa tarde de risas salmantinas, no han dejado de suceder cosas en nuestra vida. Una baja sin marcha atrás, una salida, una entrada, la despedida de Lora, triste, demasiado… Sin embargo, la vida con vosotros es más fácil. Ojalá pensaran esto la mayor parte de las mamis del mundo. Todo sería más sencillo, o cuantitativamente más asequible.

Me siento muy orgullosa. He vivido los dos años de la forma más intensa posible, durmiendo una hora al día en los “mejores” momentos, comiendo a las cinco, o a las seis de la tarde, cualquier cosa, fría, para aguantar. Hemos subido -casi- a la cima de alguna montaña, juntos; hemos vuelto a bajar… La vida misma.

Sin vosotros, queridísimos míos, todo sería mucho más gris. Atravesamos una etapa en la que muchas personas tenemos razones para dejar de sonreír una sola mañana. Me siento afortunada de acercaros todos los días a la guardería, “con la mochila-la, con la mochila-la” y sentir, aunque a veces llores, N., que es lo mejor que puedo estar haciendo para comenzar una mañana de cualquier estación del año. Buscando pajaritos, o identificando las “cotos” de dos ruedas, como la de mamá, o los “cotes” de cuatro que se mueven por la ciudad, entre otras pequeñas aventuras matutinas.

El otro día recordaba con una gran amiga el momento en que os vi. “Tenías miedo, verdad?”. Efectivamente, creo que ha sido la vez que más miedo he sentido, por no poder controlar algo que sólo estaba en manos de Alguien que si, de verdad existe, nos acompañó, sin duda, ese día.

Pero a las 12.05 de la mañana, según el protocolo hospitalario, Twin I y Twin II luchaban con fuerza para unir más todavía a esos papis primerizos que sólo sabían mirarse, sonreír y abrazarse fuerte, muy fuerte. Tanto, que se quedaron dos o tres días comprimidos de la fuerza que os quisimos inculcar, con una nueva posición que, aunque incómoda, os hacía sentir muy felices. “Mike, don’t worry que pronto estaremos los cuatro para siempre, aguanta a Hugo y hazle compañía que se siente muy solo y es un plasta”. 😉

Queridos míos, nuestros, que la fuerza nos acompañe siempre. Inmensa felicidad en vuestro día, el más maravilloso del mundo.

Regalito I

Regalito II

Para todas esas madres, primerizas, que según datos recientes de una ONG nacional no desean tener a sus pequeños porque las circunstancias no las acompañan. #alientoforever

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

et cetera
A %d blogueros les gusta esto: